• info@jamonesjpd.com

  • +34 912 961 580

Salud y bienestar

¡Descubre nuestro Jamón! Cómpralo aquí



Es cierto que comer sano está de moda, pero muchas veces nos puede la pereza, o la falta de tiempo, o lo poco atractivo que puede parecer… Pensamos que es fácil de decir, pero difícil de practicar. Algunos concluyen que con la vida tan acelerada que llevamos, cómo vamos a encontrar tiempo para meternos en la cocina, hacer la compra etc… Otros simplemente piensan que de algo hay que morir, vamos a sacar de nuestra dieta todo lo que nos gusta? Condenados a vivir a base de verduras hervidas… pasar hambre…
Pues ¡ánimo! De verdad que es factible y además apetitoso… Comer sano es comer variado, rico y encontrarte mejor, sin duda.
Probablemente todos sabemos ya cuales son las pautas generales de una alimentación sana, por todas partes oímos y vemos información sobre qué es lo que debemos comer. No vamos a descubrir nada especialmente nuevo, pero vamos a recordarlas:
- Debemos elegir alimentos bajos en grasas saturadas y en colesterol (huye de la bollería industrial!!)
- Hay que limitar el consumo de azúcar (sobre todo refinada!) y de sal.
- Debemos tomar alimentos frescos como frutas y verduras.
- Es aconsejable aumentar la dosis de fibra: toma cereales.
- Hay que limitar la ingesta de carnes rojas.
- Aumenta el consumo de agua
Quizá suene a una dieta aburrida, en la que dejamos fuera todos los productos que nos gustan, así que el reto es conseguir que no sea así. Hay productos que no sabemos que son saludables y que nos encantan a todos, así que no nos amarguemos. La dieta sana puede estar muy rica también e incluso ser fácil de cocinar. Parece increíble ¿no?. Pues vamos a ver algunos ejemplos de cosas que nos pueden ayudar:
Soluciones para los que tienen poco tiempo:
- Haz la compra a través de internet. Ahora mismo hay una oferta enorme de fruta y verdura a domicilio, que puedes adquirir en 5 minutos desde tu ordenador. Incluso te explican cuales son las variedades de temporada. Y fundamental: es hasta más barato que en el supermercado, ya que se eliminan intermediarios.
- Cómprate una plancha o simplemente un wok: hay mil recetas para hacer en no más de 15 minutos y eliminas una cantidad de grasas que no te puedes imaginar. Además ¡hasta fregar se hace mucho más fácil!
Ideas para los que no quieren renunciar al sabor:
- Ten siempre en casa sobres de taquitos de jamón 100% ibérico de bellota: es una de las carnes más sanas que puedes encontrar y te anima cualquier plato. Sobre todo para las verduras, que tanto nos cuesta incorporar a la dieta, especialmente a la de los más pequeños, ¡son una solución 10! Echa unos taquitos y ¡verás cómo te cambia el panorama!
- Pásate al chocolate negro: no hay que eliminar todo el dulce, el chocolate negro es mucho más sano y usándolo como base puedes hacer postres deliciosos.
- Cocina con aceite de oliva, da más sabor, el aprovechamiento es mucho mejor (dura más) y es mucho más sano.
Y por último, básico ineludible:
- Desayuna bien: el desayuno es una comida de preparación sencilla, pero básico en nuestra alimentación. Dale más importancia, sal del café y la tostada (sin abandonarlo, que tampoco es eso!) y añádele una fruta y unos cereales. Te encontrarás con más energía todo el día.

Es cierto que comer sano está de moda, pero muchas veces nos puede la pereza, o la falta de tiempo, o lo poco atractivo que puede parecer… Pensamos que es fácil de decir, pero difícil de practicar. Algunos concluyen que con la vida tan acelerada que llevamos, cómo vamos a encontrar tiempo para meternos en la cocina, hacer la compra etc… Otros simplemente piensan que de algo hay que morir, vamos a sacar de nuestra dieta todo lo que nos gusta? Condenados a vivir a base de verduras hervidas… pasar hambre…
Pues ¡ánimo! De verdad que es factible y además apetitoso… Comer sano es comer variado, rico y encontrarte mejor, sin duda.
Probablemente todos sabemos ya cuales son las pautas generales de una alimentación sana, por todas partes oímos y vemos información sobre qué es lo que debemos comer. No vamos a descubrir nada especialmente nuevo, pero vamos a recordarlas:
- Debemos elegir alimentos bajos en grasas saturadas y en colesterol (huye de la bollería industrial!!)
- Hay que limitar el consumo de azúcar (sobre todo refinada!) y de sal.
- Debemos tomar alimentos frescos como frutas y verduras.
- Es aconsejable aumentar la dosis de fibra: toma cereales.
- Hay que limitar la ingesta de carnes rojas.
- Aumenta el consumo de agua
Quizá suene a una dieta aburrida, en la que dejamos fuera todos los productos que nos gustan, así que el reto es conseguir que no sea así. Hay productos que no sabemos que son saludables y que nos encantan a todos, así que no nos amarguemos. La dieta sana puede estar muy rica también e incluso ser fácil de cocinar. Parece increíble ¿no?. Pues vamos a ver algunos ejemplos de cosas que nos pueden ayudar:
Soluciones para los que tienen poco tiempo:
- Haz la compra a través de internet. Ahora mismo hay una oferta enorme de fruta y verdura a domicilio, que puedes adquirir en 5 minutos desde tu ordenador. Incluso te explican cuales son las variedades de temporada. Y fundamental: es hasta más barato que en el supermercado, ya que se eliminan intermediarios.
- Cómprate una plancha o simplemente un wok: hay mil recetas para hacer en no más de 15 minutos y eliminas una cantidad de grasas que no te puedes imaginar. Además ¡hasta fregar se hace mucho más fácil!
Ideas para los que no quieren renunciar al sabor:
- Ten siempre en casa sobres de taquitos de jamón 100% ibérico de bellota: es una de las carnes más sanas que puedes encontrar y te anima cualquier plato. Sobre todo para las verduras, que tanto nos cuesta incorporar a la dieta, especialmente a la de los más pequeños, ¡son una solución 10! Echa unos taquitos y ¡verás cómo te cambia el panorama!
- Pásate al chocolate negro: no hay que eliminar todo el dulce, el chocolate negro es mucho más sano y usándolo como base puedes hacer postres deliciosos.
- Cocina con aceite de oliva, da más sabor, el aprovechamiento es mucho mejor (dura más) y es mucho más sano.
Y por último, básico ineludible:
- Desayuna bien: el desayuno es una comida de preparación sencilla, pero básico en nuestra alimentación. Dale más importancia, sal del café y la tostada (sin abandonarlo, que tampoco es eso!) y añádele una fruta y unos cereales. Te encontrarás con más energía todo el día.

Es cierto que comer sano está de moda, pero muchas veces nos puede la pereza, o la falta de tiempo, o lo poco atractivo que puede parecer… Pensamos que es fácil de decir, pero difícil de practicar. Algunos concluyen que con la vida tan acelerada que llevamos, cómo vamos a encontrar tiempo para meternos en la cocina, hacer la compra etc… Otros simplemente piensan que de algo hay que morir, vamos a sacar de nuestra dieta todo lo que nos gusta? Condenados a vivir a base de verduras hervidas… pasar hambre…
Pues ¡ánimo! De verdad que es factible y además apetitoso… Comer sano es comer variado, rico y encontrarte mejor, sin duda.
Probablemente todos sabemos ya cuales son las pautas generales de una alimentación sana, por todas partes oímos y vemos información sobre qué es lo que debemos comer. No vamos a descubrir nada especialmente nuevo, pero vamos a recordarlas:
- Debemos elegir alimentos bajos en grasas saturadas y en colesterol (huye de la bollería industrial!!)
- Hay que limitar el consumo de azúcar (sobre todo refinada!) y de sal.
- Debemos tomar alimentos frescos como frutas y verduras.
- Es aconsejable aumentar la dosis de fibra: toma cereales.
- Hay que limitar la ingesta de carnes rojas.
- Aumenta el consumo de agua
Quizá suene a una dieta aburrida, en la que dejamos fuera todos los productos que nos gustan, así que el reto es conseguir que no sea así. Hay productos que no sabemos que son saludables y que nos encantan a todos, así que no nos amarguemos. La dieta sana puede estar muy rica también e incluso ser fácil de cocinar. Parece increíble ¿no?. Pues vamos a ver algunos ejemplos de cosas que nos pueden ayudar:
Soluciones para los que tienen poco tiempo:
- Haz la compra a través de internet. Ahora mismo hay una oferta enorme de fruta y verdura a domicilio, que puedes adquirir en 5 minutos desde tu ordenador. Incluso te explican cuales son las variedades de temporada. Y fundamental: es hasta más barato que en el supermercado, ya que se eliminan intermediarios.
- Cómprate una plancha o simplemente un wok: hay mil recetas para hacer en no más de 15 minutos y eliminas una cantidad de grasas que no te puedes imaginar. Además ¡hasta fregar se hace mucho más fácil!
Ideas para los que no quieren renunciar al sabor:
- Ten siempre en casa sobres de taquitos de jamón 100% ibérico de bellota: es una de las carnes más sanas que puedes encontrar y te anima cualquier plato. Sobre todo para las verduras, que tanto nos cuesta incorporar a la dieta, especialmente a la de los más pequeños, ¡son una solución 10! Echa unos taquitos y ¡verás cómo te cambia el panorama!
- Pásate al chocolate negro: no hay que eliminar todo el dulce, el chocolate negro es mucho más sano y usándolo como base puedes hacer postres deliciosos.
- Cocina con aceite de oliva, da más sabor, el aprovechamiento es mucho mejor (dura más) y es mucho más sano.
Y por último, básico ineludible:
- Desayuna bien: el desayuno es una comida de preparación sencilla, pero básico en nuestra alimentación. Dale más importancia, sal del café y la tostada (sin abandonarlo, que tampoco es eso!) y añádele una fruta y unos cereales. Te encontrarás con más energía todo el día.